Terapia 3D

¿Qué es?

La Terapia 3D© se encuadra dentro del grupo de “Terapias de Pareja”.  Es un sistema de trabajo encaminado a lograr el bienestar de los miembros de la relación amorosa manteniendo el equilibrio dentro de la relación.

 

¿Por qué 3d?

En toda relación amorosa hay implicadas tres partes: Cada uno de los miembros de la pareja y la propia relación. No se trata de “salvar la relación” ni buscar el bienestar de cada uno de ellos por separado, sino que persigue el bienestar de los tres. Cada miembro por separado y la propia relación.

En una Terapia 3D© no hay “sacrificios” ni “prioridades” sino que se construye un camino de éxito individual y en común.

¿En qué consiste?

Integrando diferentes técnicas y enfoques Terapéuticos de Pareja, la Terapia 3D© centra su objetivo en el bienestar emocional de cada miembro de la relación poniendo foco no sólo en ésta, sino en el objetivo vital de cada uno de ellos, lo que tienen en común, lo que les diferencia y lo que les complementa.

¿Cómo se trabaja?

Tras las primeras reuniones conjuntas, se establece un programa de trabajo en el que se van alternando, según un programa específico, sesiones individuales con sesiones conjuntas, de esta manera tanto se va fortaleciendo a cada miembro de la pareja como se va avanzando en el camino común.

¿Qué puede esperarse de ella?

Cuando se establece una relación amorosa se hace desde muy diferentes puntos de partida, tanto emocionales como sociales e, incluso fisiológicos (las hormonas tienen mucho que decir en el comienzo de una relación) eso quiere decir que no siempre se puede garantizar que lo mejor para el bienestar es el mantenimiento de la misma “como tal”.

Tras una Terapia 3D©, y siempre que los que la atienden se comprometan y se involucren seriamente en el trabajo, se puede esperar que, con un alto grado de eficacia, “los tres componentes involucrados” llegarán a tener un alto grado de bienestar y satisfacción. Cada una de las personas, por si misma, y la relación como tal o como un nuevo modelo de relación basado en la amistad, cooperación y confianza y no en el odio o el reproche.

Tras una ruptura amorosa suelen quedar graves heridas emocionales en alguno de los miembros de la pareja o en ambos. Tras una Terapia 3D©, y en el caso en el que se decida poner fin a la relación tal y como estaba, tales heridas emocionales serán mínimas o no existirán y existirá un proyecto de futuro, fundamental, sobre todo, cuando la pareja tiene descendencia.

¿En qué está basada?

La Terapia 3D© de AB Minerva Psicólogos parte de la integración empírica de diferentes enfoques terapéuticos tanto individuales como de terapia de pareja con técnicas de análisis, enfoque y comunicación.

La aplicación sistemática de nuestra Terapia 3D© y el éxito conseguido en parejas que han manifestado haberse sometido previamente a otras terapias o enfoques terapéuticos sin haber llegado a alcanzar los resultados deseados, sirve como aval de un grado de eficacia muy superior a la media.

¿En qué se diferencia de otros tipos de terapia de pareja?

Normalmente, cuando alguien asiste a terapia de pareja va buscando “salvar la pareja” o “su solución individual” y este suele ser el enfoque habitual.

La Terapia 3D© trabaja tanto en el bienestar emocional de cada uno de los miembros, independientemente, como en la mejor solución para la relación.

¿Deben participar las dos personas implicadas?

Por su propia definición la eficacia de la Terapia 3D© requiere el compromiso y la participación de los dos miembros de la pareja. Ello no quiere decir que, cuando uno de los componentes de la pareja no quiere participar, no se pueda comenzar a trabajar en terapia con la persona interesada con un enfoque basado en su bienestar y su futuro, sin perder el enfoque en la relación y sus implicaciones.

¿Qué pasa si uno de los miembros de la pareja no quiere participar?

Si, como sucede con cierta frecuencia, una de las personas considera que necesita ayuda externa para sacar adelante su relación y la otra no, la primera puede comenzar su camino.

La experiencia demuestra que, en muchas ocasiones, los cambios percibidos en la persona que ha comenzado despiertan el interés en la otra. Si en este momento se incorpora se podrá pasar a trabajar en “modo 3D”

¿Cuánto se tarda en empezar a percibir resultados?

Cada caso es diferente y el punto de partida puede ser tremendamente heterogéneo con muy diferentes grados de malestar.

¿Se tiene en cuenta a los hijos?

Los hijos, sin duda, son un componente importante en la relación, tanto por su influencia en la misma como por la tremenda (y, casi siempre, muy perniciosa) influencia que, sobre ellos, ejercen la situación que viven sus padres o progenitores.

Los hijos no son, pues, el objetivo de la terapia, pero sí que, indirectamente y sea cual sea el resultado final, si los padres se han comprometido y han seguido adecuadamente el proceso, serán los grandes beneficiados.

¿Qué sucede si hay más personas implicadas en los problemas de la pareja?

Con mucha frecuencia una de las múltiples causas que pueden generar problemas en una relación pueden ser las relaciones con terceras personas: Padres, hijos, familia, amistades… Cada uno de ellos tiene una influencia que suele ser diferentemente percibida por cada uno de los dos miembros de la pareja, generando importantes tensiones.

Uno de los componentes de la Terapia 3D© está enfocado, precisamente, en el afrontamiento, individual y en común, de estas situaciones.