¿Cómo puedo superar la ruptura amorosa?

Una consulta ahora te puede ahorrar muchos problemas en el futuro. Cita gratuita. Sin compromisos.

PRIMERA CITA GRATUITA

¿Tienes más preguntas?

Cuando se produce una ruptura, pueden darse dos situaciones: que se ponga fin a la relación de mutuo acuerdo o que sea uno de los miembros de la pareja quien decida acabar con la relación.

Cuando se da esta última situación, los dos pueden sufrir con la ruptura, aunque de diferente forma.

Quien plantea la separación podrá sentir liberación, pero también es posible que “cargue con la culpa” de finalizar la relación y los problemas familiares, hijos, etc. que ésta conlleva.

En cualquier separación, lo deseable sería que no existieran culpables, sino personas responsables que se hacen cargo de sí mismas, de su vida y de un futuro en el que poder vivir con el bienestar que necesitan y merecen.

La persona a la que se le “sobreviene la separación”, que siente que ha sido “abandonada”, inevitablemente será la que experimente mayor dolor y malestar emocional, llegando en ocasiones a padecer ansiedad, depresión y miedo a un nuevo abandono, etc.

Cuando esto sucede, en unas ocasiones se experimente lo que llamaríamos una “huída hacia delante” que, aunque permite temporalmente alejarse del propio dolor, a la larga dificultará las siguientes relaciones ya que se llegará a ellas sin haber sanado la herida actual.

En otras, puede experimentarse una tremenda ansiedad e incluso depresión ya que se tiene la sensación de que el mundo se acaba y parece imposible seguir hacia adelante si no es de la mano de esa persona con la que hasta hace poco existía una relación de pareja.

¿Quién no ha pasado por esto alguna vez? No es malo tener unos días de duelo, es más, es necesario transitar ese duelo, recorrer cada una de sus etapas para que el dolor finalice y alcanzar la serenidad y tranquilidad anterior.

El problema se produce cunado ese duelo se queda instaurado en el día a día, cuando ese estado se convierte en una aprte de ti y no logras pasar página y dejar el pasado atrás.

Una separación duele, de eso no cabe duda, por ello es muy importante un correcto manejo de las emociones para poder afrontar el futuro con optimismo. El psicólogo te ayudará a calmar el sufrimiento, te acompañará y te aportará las herramientas necesarias para que puedas realizar ese duelo de la manera más rápida y adecuada para tu bienestar tanto físico como emocional.

0 / 5 (0 votos)

Deja un comentario

Ayúdanos a mejorar, déjanos un comentario.

*